FANDOM



Este artículo es una transcripción latinoamericana del episodio "Cuarto para Rubí". Es el vigésimo episodio de la cuarta temporada y el centésimo vigésimo tercero de la serie en general.

SinopsisEditar

La familia Gema de Steven sigue creciendo.

PersonajesEditar

Personajes principalesEditar

Personajes menoresEditar

TranscripciónEditar

(El capítulo comienza mostrando a una estrella fugaz pasando rápidamente)

Steven: ¡Oh! ahí hay una, Garnet, debes pedir un deseo. (apunta al cielo)

Garnet: De acuerdo.

Steven: Cierra tus ojos. (la escena cambia mostrando a Garnet y Steven la apunta) Todos ellos.

Garnet: Bueno, bueno.

Steven: Y pide tu deseo, pero no me digas cuál es. (Steven susurra) Garnet, dime qué deseaste.

Garnet: Yo deseé… ver otra estrella fugaz para que tú pidieras un deseo.

Steven: (sonrojado) Oh, por Dios. (se oye un sonido en el cielo) ¡Oh! Garnet, funcionó. (la estrella grita) ¿Esa estrella está gritando?

(La escena cambia mostrando a la estrella a punto de estrellándose contra el suelo)

Steven: ¿Qué fue eso? (Garnet y él corren para ver de qué trata. Al llegar, descubren a un Rubí y Steven jadea) ¡Es Pancita!

(Pancita, debilitada gira en el cráter que creó cuando se estrelló)

Garnet: Es un Rubí.

Steven: ¿No lo recuerdas? Las nombré a todas, ella es Pancita porque su gema está en el ombligo.

(Pancita se arrastra saliendo del cráter mientras refunfuña y forcejea)

Garnet: Oh, finalmente lo entiendo.

Pancita: ¡Ahh! (salta sobre Garnet y Steven, pero este último activa su burbuja protectora) ¡Por favor, por favor! ¡No me hagan regresar al Planeta Madre! ¡Solo quiero estar con ustedes!

Garnet: Esto… es una sorpresa. (Pancita resbala de la burbuja y Steven la desactiva)

Steven: ¿Tú… quieres vivir en la Tierra?

Pancita: ¡Sí! Los otros Rubíes son malos conmigo, solo quiero estar en donde pueda ser yo misma.

Steven: ¿Y no sigues enojada con nosotros?

Pancita: ¿De qué hablas?

Steven: Ya sabes, por engañarte para jugar béisbol.

Pancita: ¡Eso fue divertido!

Steven: O... ¿Cuando Amatista fingió ser Jaspe?

Pancita: Debo admitirlo, eso fue muy astuto.

Steven: O... ¿Cuando robamos su nave para que se quedaran abandonadas en el espacio para siempre?

Pancita: Bueno, estábamos peleando, así que es comprensible.

Garnet: No estoy segura de esto, intentó apuñalarte en el espacio.

Steven: Esa fue Ojito, ella es Pancita, ella siempre pareció muy agradable, de hecho.

Pancita: Oye, gracias.

Steven: Y sabes... un rubí que cae del cielo, y descubre este hermoso mundo, se parece mucho a una historia que me contaste una vez.

Garnet: (se sonroja) Oh, para.

Steven: Deja que me encargue, se exactamente donde ponerla.

Garnet: De acuerdo, Steven, ve a hacer tu magia.

(La escena cambia a afuera granero en el amanecer, para luego volver a cambiar, esta vez al huerto del granero, donde Steven mueve unos maíces y mira hacía el lado)

Peridot: Por fin, (señala al sol que se esta elevando) pidamos un deseo a esa estrella.

Steven: ¡Peridot! ¡Lapis!

Peridot y Lapislázuli: ¡Steven!

(Pumpkin va corriendo hacía Steven mientras ladra)

Steven: ¡Y Pumpkin! No puedo olvidarte.

Peridot: Vaya, vaya, de regreso. Deberías mudarte con nosotras a este paso.

Steven: Bueno, de hecho, tal vez yo no, pero conozco a alguien más que podría estar interesada.

Pancita: (sale del huerto de maíces emocionada) ¡Hola! ¡Yo soy Pancita, refugiada del Planeta Madre, igual que ustedes! (apunta a Peridot y Lapis y luego se ríe)

Peridot: Entonces, uh, ¿cuando llegaste a la Tierra?

Pancita: ¡Hoy!

Peridot: (emocionada) ¡Nueva compañera!

Lapislázuli: ¿¡Qué?! ¡No! ¡Espera! ¿Podemos... hablar primero de esto?

Peridot: ¡Sí! Sí, sí, sí, desde luego. Yo amo hablar.

(Lapislázuli saca una burbuja de agua de un recipiente grande y encierra a Pancita en ella)

Lapislázuli: (confundida y preocupada) Steven, esto no tiene sentido. ¿Por qué querría vivir aquí? Hemos sido terribles con ella.

Steven: Pero no nos odia. Dale una oportunidad, está de nuestro lado ahora.

Peridot: (un poco confundida) ¿Solo así? Vaya.

Lapislázuli: (molesta) De ninguna manera.

Steven: Bueno, ustedes quisieron comenzar una nueva vida aquí. Puede pasar realmente.

Lapislázuli: Aún si ella quiere estar aquí, no sabe en lo que se está metiendo, la vida en la Tierra es muy confusa, me tomó mucho tiempo acostumbrarme, (calmada) todavía lo sigo haciendo.

Peridot: Hmmm... Pero, ¡podemos mostrarle el camino! Es decir, hemos logrado sobrevivir a todo este asunto. ¡Será genial compartir lo que hemos aprendido! Y sabes, creo que seríamos muy buenas en ello.

Lapislázuli: (confundida) ¿De acuerdo? De acuerdo. Lo voy a intentar, pero tenemos que hacerlo despacio.

Peridot: ¡Sí!

Steven: Esto será genial. ¡Solo lo sé!

(Pumpkin le ladra a la burbuja donde se encuentra Pancita y Lapis la rompe, resultando que Pancita caiga en los maíces)

Pancita: ¡Gracias!

(La escena cambia a afuera del granero de día)

Peridot: Así que eres una terrícola. ¿Pero qué significa eso? (con un matamoscas golpea una pizarra en las cuales están dibujados diferentes objetos y el Planeta Tierra con muchos signos de interrogación mientras Pancita mira sorprendida y Steven mira el pasto) Bueno, la respuesta es... (Lapis da vuelta la pizarra) ¡quien sabe! (se ríe) Y esa es la belleza de la Tierra. Nada aquí tiene sentido, ¡pero por eso nos tienes ahora!

Lapislázuli: Tal vez sea difícil querer a la Tierra al inicio. Aquí es (mira al suelo un poco molestas) donde pasaron un montón de cosas malas...

Pancita: ¡Me encanta! Es tan... ¡soleada!

Peridot: ¡Oh, sí! ¡El sol! Siempre ardiendo... hasta que no.

Lapislázuli: Este planeta tiene un clima, y puede ser confuso y alarmante, está soleado ahora, pero después cae la lluvia.

Pancita: (confundida) ¿Que es... lluvia?

Lapislázuli: Es como... ¡oh espera, puedo mostrártelo! (levanta un poco de agua del lago y hace que caigan gotas) Sé que es un poco extraño, pero-

Pancita: (se ríe muy emocionada) ¡El cielo está llorando! (corre por la lluvia creada por Lapis)

Steven: ¡Le gusta! (se levanta e igual corre) ¡A Pancita le gusta!

Pancita: (se detiene) Oh. Un planeta que no siempre está soleado... Es casi como si siempre... ¡cambiara! (se ríe) ¡Eso es tan hermoso!

Steven: ¡Sí! ¡Exactamente!

Peridot: Vaya. ¡Eso es como el capítulo noventa y siete de cosas de la Tierra! (levanta un paraguas con sus poderes de metal para luego abrirlo y ponerlo entre ella y Lapis) Tenemos a una estudiante avanzada entre nosotras.

Lapislázuli: (enojada) Sí. No me digas.

(La escena cambia a dentro del granero donde Pumpkin esta durmiendo y roncando sobre una hamaca)

Peridot: Esta es nuestra cueva de gemas. Lapis odia cuando la llamo así, así que no lo hago. El granero es grande así que puedes tomar una de las esquinas. Acomódala a tu gusto.

Pancita: Eso suena grandioso. Cualquier esquina sería maravillosa.

Steven: Deberías echar un vistazo.

(Pancita camina hacia varios inodoros juntos, se sorprende y luego mira a hamaca que esta cerca de la grabadora rota con un lazo azul)

Pancita: Ohhh... (apunta a la hamaca) ¿para qué es esto?

Peridot: Es una hamaca. Es una cama de la que te caes.

Lapislázuli: Es donde a mí me gusta dormir. No tengo que hacerlo, pero, me gusta hacerlo. Sabes, desconectarme y-

Peridot: (feliz) ¡Roncar! ¡Así! (pone su cabeza sobre sus manos en posición de dormir y hace ronquidos fuertes) ¡Roncar...! (sigue mientras Lapis se sonroja)

Pancita: (sorprendida) ¡Vaya! Suena divertido. ¿Cuándo comienzo?

Lapislázuli: Eso es muy difícil de explicar. Te acuestas en un lugar, cierras los ojos, y no piensas en nada... o en todo. Pero puede tomarte un poco de tiempo sentirte lo suficientemente cómoda para- (Pancita se duerme y ronca) (molesta) Parece que lo entendiste.

(La escena cambia al huerto del granero)

Peridot: Y esta es nuestra granja orgánica. ¡El suelo bajo nosotros esta lleno de nutrientes que alimentan los cultivos que crecen aquí! (confiada) No te molestas hablarle al maíz, no puede escucharte.

Lapislázuli: Las plantas pueden parecer extrañas al principio, pero no te preocupes. (mira al cielo un poco triste) No tienes que amar todo de inmediato...

Pancita: (lanza un montón de zanahorias al aire) ¡Amo las... plantas!

Lapislázuli: (se da vuelta molesta y luego mira a todos lados confundida) Bueno. (enojada) ¿Qué hay de Pumpkin? (toma a Pumpkin en sus brazos) ¿Amas a Pumpkin también?

Pumpkin: (hace ruidos adorables y Pancita la mira sorprendida)

Pancita: (feliz) Yo... ¡Amo a Pumpkin! (se ríe mientras Pumpkin la lame)

Steven: (un poco asqueado) Oh... ¡besos de Pumpkin!

Lapislázuli: (levanta a Pumpkin alejándola de Pancita) (enojada) Bueno, ¿qué hay de la tierra? ¿Amas a la tierra también?

Pancita: ¿Que es... ¡tierra!? (Lapis le apunta a la tierra del piso) ¡Yo... amo... la tierra! (empieza a darse vueltas en la tierra)

(Peridot y Steven se miran extrañados y luego hacen lo mismo que Pancita)

Lapislázuli: (molesta) ¿Y... qué hay de nosotros? ¿¡Qué piensas de nosotros?!

Pancita: ¡Ustedes son los mejores! (Abraza con un brazo a Steven y con el otro a Peridot) ¡Gracias, gracias! ¡Gracias a todos por aceptarme! ¡Oh, vamos a ser los mejores amigos!

Lapislázuli: (confundida) Pero, nosotros éramos enemigos. ¿No lo recuerdas? (Pancita mira confundia y triste a Lapis mientras Steven y Peridot igual la miran mientras deja a Pumpkin en el piso) (enojada) ¡¿Por qué... NO TE ENOJAS?!

Pancita: (triste) Yo creo, sí aún lo intentara realmente... eso es lo único que no puedo hacer.

Lapislázuli: (enojada) ¡OH, POR FAVOR! (se va volando con sus alas)

Pancita: (confundida) ¿Acaso hice algo?

Steven: Yo creo que puede ser más complicado que eso. ¿Por qué no te quedas aquí y admiras las plantas?

Peridot: (preocupada) ¡Lapis! (se va corriendo)

Steven: ¡Lapis! (también se va corriendo)

(Pumpkin ladra y se va corriendo, y Pancita se pone triste, luego la escena cambia afuera granero con Lapis encima de la camioneta del techo)

Peridot: ¡Lapis!

Steven: ¡Lapis! ¿Dónde estás?

Lapislázuli: (molesta) Ella es... ¡es como si estuviera bien con nosotros! Como si no pasara nada...

(Peridot con sus poderes de metal llega en una tapa de basurero junto a Steven y Pumpkin a donde esta Lapis)

Steven: Lapis... ¿Estás bien?

Lapislázuli: No... Algo va muy mal conmigo. Me tomó mucho tiempo aprender a querer este planeta.

Peridot: (intentando animar a Lapis) Oye, nadie dijo que habría prisa.

Lapislázuli: Pancita solo ama todo y a todos de inmediato, no se defiende, no tiene miedo, solo no lo entiendo. ¿Por qué es tan fácil para ella cuando es tan difícil para mí?

Pancita: ¡Oh, no! ¡No quise hacer sentir mal a nadie! Oh, ¡tal vez solo debería irme!

Steven: Oh... Pancita...

Lapislázuli: No, no, es mi problema. No quise hacerte sentir como si no pertenecieras aquí.

Peridot: ¡Sí! ¡Deberías quedarte!

Pancita: Oh... ¡chicos! ¡Estoy muy feliz! No sabría a ir de todas formas... No puedo ir a ningún lado sin mi nave, es el único lugar al que siempre he pertenecido en realidad. ¡AH, LA EXTRAÑO MUCHO! (se pone a llorar)

Steven: ¡Pancita! ¡Tenemos tu nave! ¡Esta allá en frente!

Pancita: ¿...En serio? (mira hacia donde esta la nave) ¡Vaya! Ni siquiera lo había notado.

Steven: Tal vez podrías... ¿enseñarnos a usarla?

Pancita: ¡Me encantaría hacerlo!

(La escena cambia a la el ojo vagabundo volando en el aire y a Pancita riéndose)

Steven: ¡Esto es perfecto! ¡Las Crystal Gems tienen un piloto!

Peridot: (mirando a Lapis) Las cosas están saliendo bien ahora, ¿eh?

Lapislázuli: Sí... ¡sí es cierto!

Pancita: Oye, Steven, presiona ese botón detrás de ti y te mostraré lo que este bebé realmente puede hacer.

Steven: Uh... ¿hablas de este de aquí? (apunta a un botón en la parte trasera de la nave)

Pancita: Sí... ¡justo ese! (mira arriba emocionada)

Steven: ¡Voy a presionarlo! (presiona el botón, entonces la nave por dentro se vuelve roja, Pancita es cubrida por un tubo transparente y Steven, Lapis, Peridot y Pumpkin gritan cuando se abre la puerta de atrás de la nave, agarrándose de la puerta) ¡Pancita! ¡¿Hola?! ¡Pancita! ¡Creo que algo salió mal con la nave!

Pancita: Lo único malo... (mira atrás sonriendo) ¡es que ustedes se siguen sosteniendo! (se ríe)

Steven: Espera, todo este tiempo... ¿solo querías tu nave de vuelta? ¡Pudiste haberla robado para comenzar!

Pancita: Sí, podría haber hecho eso, ¡pero entonces nunca habría podido ver la mirada en tu rostro cuando fueras engañado por tu "pequeña rubí favorita"! (se ríe)

Lapislázuli: (sorprendida) ¿¡QUÉ!?

Peridot: ¡Oye! ¡No puedo oír lo que está pasando! ¿Pancita nos está mostrando el océano? Porque es una buena forma de hacerlo.

Lapislázuli: Tú... SUCIA Y PEQUEÑA... (se va subiendo encima de la nave)

Pancita: (gira la nave) ¡Nos vemos! (deja caer a los cuatro al agua)

Steven: Rápido, ¡Lapis! ¡Se está escapando!

Lapislázuli: (se ríe) ¡Yo tenía razón! ¡Nadie puede ser así de equilibrado! (se sigue riendo mientras la nave se va volando al espacio y salen del agua, donde Garnet los espera con dos globos)

Steven: ¡Garnet!

(Garnet muestra dos globos con diferentes mensajes)

Narrador: ¡Bienvenido a la fiesta! Lamento tu pérdida...

Garnet: (aplasta el globo que decía "¡Bienvenido a la fiesta!") Valía la pena intentarlo...

(Todos miran hacía el cielo, donde se ve una especie de espejismo de Pancita, un iris de estrella se cierra en su cara mientras se escucha su risa)

- Fin del episodio -

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.