FANDOM



Este artículo es una transcripción latinoamericana del episodio "Piernas del Planeta Madre". Es el vigésimo quinto episodio de la quinta temporada, siendo el centésimo quincuagésimo tercero de la serie en general.

Sinopsis

Steven viaja para visitar a la familia.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(Toma del Templo con las naves de Diamante Azul y Diamante Amarillo destruidas)

Diamante Azul (llorando de alegría): ¡Oh! Rosa, no puedo creerlo (acaricia a Steven contra su mejilla) ¡Siempre estuviste aquí! (ríe de la felicidad, mientras acaricia a Steven contra su mejilla).

Garnet (llorando): ¡No podemos entregar a Steven a Diamante Azul, ella es destructora!

Bismuto (llorando): Ella no le haría daño, mírala.

(Diamante Azul acariciando a Steven mientras ríe)

Bismuto (llorando): Ella cree que es uno de ellos.

Amatista (gritando mientras llora): ¡¿Alguien podría parar a Diamante Azul?!

Connie: ¿Ustedes... Están bien?

Perla (llorando): Es solo que... (se suena la nariz) Ah... el poder de Diamante Azul, ella está aliviada de que Diamante Rosado no fuera destruida como pensaba...

(Diamante Amarillo levanta su brazo para reactivar su nave, causando que se rompa)

Diamante Amarillo: Hm... ¿Cómo pudiste hacernos esto, Rosa? ¿Por qué nos hiciste creer que te habían destruido? ¿Por qué el disfraz? ¿Por qué cambiaste la voz? ¿Por qué no dijiste nada en el juicio? Y Azul... ¿Puedes parar de llorar? no puedo ver... (Moja a las Crystal Gems con sus lágrimas)

Diamante Azul: Lo siento... (Se seca las lagrimas y baja a Steven)

Steven: Mi madre no le contó su secreto a nadie... (Perla lo interrumpe) casi a nadie.

(Diamante Amarillo se le acerca)

Diamante Amarillo: ¿De qué estás hablando?

Steven: Bueno... aparentemente mamá, vaya, no saben lo que es una mamá... Bueno, Diamante Rosa tomó la forma de Rose Cuarzo de forma permanente después de fingir su destrucción, luego Rose Cuarzo renunció a esa forma para crear una nueva vida con mi papá, yo. Rose me legó su gema y algo de su poder, pero, eso es todo... No... tengo ningún recuerdo de Rosa ni de Rose, lo siento...

(Amarillo se acerca y mira la gema de Steven)

Diamante Amarillo: Hm... seguro que tus recuerdos están en alguna parte, Rosa.

Steven: De hecho, me llamo Steven.

Diamante Azul: ¡Luz de estrellas! ¿Pero cómo sobrevivieron? Hicimos explotar el planeta y destruimos a todas las gemas.

Steven: Ellas no fueron exactamente... Destruidas.

(Toma a la nave de Centirabajo. Diamante Amarillo llega en el portal. Steven abre la compuerta de la nave de donde sale Centirabajo y come unas papitas que Steven le da)

Diamante Amarillo: ¿Qué... estoy viendo?

(Centi queda boquiabierta)

Diamante Amarillo: Nadie pudo haber sobrevivido a nuestro ataque.

Steven: La mente de ciempiés está rota, he tratado de sanarla, pero no he podido.

Diamante Amarillo: ¿Sanarla?

Steven: Pero... tal vez ustedes puedan ¡Son mucho más fuertes que yo! Y yo llegué muy cerca.

Diamante Azul: Bueno... Eso no es algo que hagamos normalmente...

Diamante Amarillo: Esto es completamente inaudito.

Steven: Pero ustedes hicieron esto, deben ayudarla ¡A todas!

Diamante Amarillo (Arrodillada): Mmm... Muy bien, podemos intentarlo, pero no te prometo nada.

(Diamante Amarillo frota sus manos causando electricidad y toca a Centi, haciendo que su forma física sea curada. Todos están sorprendidos y Centi mira a todos)

Diamante Amarillo: Listo... ¡Quedó como nueva!

(Centirabajo se comporta muy hostil)

Diamante Amarillo: Quizás ya no pueda cambiar.

Diamante Azul: Con cuidado, Amarillo.

(Diamante Azul toca su pecho y toca a Centirabajo, calmándola)

Diamante Azul: Aquí está...

Centi: ¡No por favor, no! Todos los seremos... ¡No por favor, no! Todos los seremos...

Steven: ¿Centi?

Centi: ¡No por favor, no! Todos los seremos... ¡No por favor...! (Steven utiliza su saliva y cura la mente de Centirabajo)

Steven: Centi está bien, está bien...

(Todos la miran sorprendidos)

Nefrita: ¡Nefrita! Faceta 413 Cabujón 12.

Amatista (gritando): ¡¿Qué?!

Garnet: Increíble...

Nefrita: Perdónenme por no respetar las órdenes de evacuar mi Hessonita. Mi equipo y yo intentamos hacerlo antes del ataque, pero, están aquí... Funcionó... Pudieron vengar a Diamante Rosado ¡Destruyeron a Rose Cuarzo!

(Las Diamantes la sueltan y ella se corrompe otra vez)

Diamante Amarillo: Ah... Rosa... ¡¿Cuántas Gemas perfectamente adecuadas nos hiciste arruinar?!

Diamante Azul: Shhh... Amarillo, Rosa ya fue castigada, quedó atrapada en este terrible planeta, con estas... criaturas.

Steven: Háganlo otra vez, ¡está funcionando!

Diamante Amarillo: ¿Y por cuánto tiempo más esperas que la mantengamos unida?

Steven: No lo sé ¡Por siempre! Ustedes hicieron esto, ¡Así que arréglenlo!

Diamante Amarillo: Nuestros poderes tienen límite, aún si estamos las cuatro.

Diamante Azul: ¡Oh no! no podemos dejar que ella vea esto.

Steven: ¿Quién? ¿A quién necesitamos?

Diamante Amarillo: ¿A qué te refieres con quien? ¡A Blanco!

(Todos quedan atónitos)

Perla (Nerviosa): ¿Diamante Blanco?...

Amatista: ¿Qué?

Perla: Steven... Diamante Blanco no es como nosotras, tampoco es como ellas.

(Diamante Amarillo reconforta a Diamante Azul)

Perla: No tienes idea de lo que ella es capaz de hacer...

Steven: Solo quiero hablar.

Diamante Azul: No creo que tengas mucha suerte con eso, Blanco, no ha salido del Planeta Madre en eones.

Steven: ¡Vayamos al Planeta Madre!

Diamante Amarillo: ¡¿En qué?! Tú y tus amigos destruyeron nuestras dos naves.

Diamante Azul: A menos... Que ustedes tengan una.

(Toma en el desierto)

Steven: ¡Aquí hay muchas cosas que dejó mamá! Así que es muy posible que haya una aquí. Podemos dividir el área como una cuadricula y buscar por zona, solo hay que pasar esas pirámides rosadas.

(Diamante Amarillo y Azul miran a Steven, esperándose que esté siendo sarcástico)

Steven: Tenemos que cubrir un montón de desierto, puede tardar un tiempo y va a hacer mucho calor, pero, si no nos damos por vencidos sé que podemos encontrarla. (Steven activa la nave de Rosa sin darse cuenta)

Bismuto: Ah... Steven.

(La nave de Rosa empieza a temblar)

Steven: ¡¿Ah?!

(La nave de Rosa se levanta)

Steven: ¡Oh! (Se ríe)

(La nave envuelve a Ciudad Playa en oscuridad momentáneamente, mientras que todos están en shock. La nave desciende en el templo)

Dra. Priyanka Maheswaran: Les irá bien... ¿Están seguros de que tienen todo? ¿Comida, agua? ¡¿Dónde está tu espada?! No puedo creer lo que estoy diciendo.

Connie: Está bien, mamá. Esto será una misión diplomática...

Perla: Y yo estaré con ella todo el tiempo. Conozco el planeta, hay una atmósfera, ella será capaz de respirar...

(Se hace una toma de la nave de espaldas)

Dra. Priyanka Maheswaran: De acuerdo, ten cuidado. Solo... llega a casa a salvo.

Connie: Oh... ¡Gracias mamá! ¡Gracias papá! (Abraza a sus padres)

Amatista: No puedo creerlo iré al Planeta Madre, puede haber más Amatistas.

Greg: Te quiero Steven, por favor cuídate.

(León se lame la pata)

Steven: También te quiero, regresaré antes de lo que crees.

(Steven va a abrazar a León)

Steven: León, cuídate amigo.

Greg: ¿Garnet? ¿Debo preocuparme?

Garnet: Steven... Estará bien. (Garnet levanta a la Gata Steven) Si lo cuidas por mí mientras no estoy sería una gran ayuda.

Greg: Oh... Ah... ¿Por qué no?

Steven (Mientras abraza a León): No me extrañes mucho (Se ríe).

(Steven observa a Bismuto)

Steven: ¿Bismuto? (Le toma la mano) ¿Estás lista?.

Bismuto: Yo... (Ambos miran las naves de las Diamantes) No soy buena para estar en el mismo ambiente que un Diamante, sé lo que estás haciendo, entiendo que es tu deber, pero no pondré mi gema en su yunque.

Steven: ¿Yunque?

Bismuto: De acuerdo, déjame decírtelo en términos de la Tierra. Estás a apunto de entrar en la guarida del león, afortunadamente tú también eres el león, puedes rugirles en su idioma. Tú eres quien debe hacerlo.

Steven: De acuerdo.

Bismuto: Además, me necesitas en la base. Alguien debe vigilar a estos dos mientras no estés. (Le muestra la Gema de Lapislázuli y Peridot) Te estaremos esperando cuando regreses.

Steven: Mmm... ¡De acuerdo! (Va corriendo hacia las chicas) ¡Vayamos al Planeta Madre!

Connie y Amatista: ¡Sí!

Diamante Amarillo (Sarcástica): Fantástico...

(Steven se para en los pies de la nave para poder controlarla, una energía rosada lo cubre de pies a cintura)

Amatista: Steven... ¡Te queda muy bien!

Steven: Gracias.

Diamante Azul: Oh... Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que estuvimos juntos en esta nave. (Hace que todos lloren)

Diamante Amarillo: Por favor, Azul ¿Podemos continuar?

Diamante Azul: Sí (Se seca las lágrimas) por supuesto.

(Steven se seca las lágrimas)

Perla: Para el despegue solo debes ponerlos en marcha.

(Steven pone en marcha la nave, y esta camina con bastante torpeza)

Greg (Fuera de la nave): ¡Tú puedes, Steven!

(Todos en la nave están nerviosos o preocupados a excepción de Azul, esto causado por el dudoso despegue)

Steven: ¡Cuidado, estoy despegando!

(La nave despega finalmente, ascendiendo cada vez más)

Steven: Ah... Apuesto a que cuando mamá despegaba era muy elegante ¿No?

Perla: Heh... No, no exactamente.

(La nave va rumbo hacia el Planeta Madre muy rápidamente, Connie y Amatista están dormidas en el regazo de Garnet)

Steven: Eh... ¿Debí haber traído un regalo para Diamante Blanco? Vamos a llegar sin avisar... Y... Quiero dar una buena impresión. Su ayuda será muy importante para las Gemas.

Perla: Steven...

(Diamante Amarillo interrumpe a Perla)

Diamante Amarillo: ¿"Buena impresión"? Tendremos suerte si vuelve a hablarnos después de esto.

Steven: Pero...

(Diamante Azul lo interrumpe)

Diamante Azul: La verdad es... Blanco... Puede ser... Difícil.

Diamante Amarillo: Cuando nos presentemos en esta nave será irrefutable que los últimos 6.000 años son la mayor vergüenza galáctica que el mundo haya visto y somos las culpables. Si no quieres estar en una burbuja durante los próximos milenios te sugiero que me dejes hablar.

(Steven se queda mudo y a la vez algo preocupado) (La nave avisa que llegaron al Planeta Madre)

Perla: Ahem... Llegamos.

(Todos están preocupados)

(Connie se despierta)

Connie: (Bosteza) ¿En serio?

(Garnet se levanta haciendo que Amatista se dé un golpe)

Amatista: Ah ¿Qué... pasa?

Steven (Observando por la ventana): El Planeta Madre.

(La nave aterriza)

Diamante Amarillo: Todos esperen aquí, regresaremos a buscarlos, cuando el ánimo de Blanco se haya calmado.

Diamante Azul: Podría tardar mucho tiempo.

Steven: Pero-

Garnet: (Interrumpe a Steven) Espera... Ese sonido.

(Salen de la nave en una cápsula, una multitud festeja en forma de coro el regreso de su Diamante)

Steven (Impresionado): Oh... Tal vez las cosas no sean tan malas.

(Un sonido calma a la multitud) (Llega una cápsula blanca y todos miran hacia ella) (De ella emerge una Perla haciendo que todos se asusten)

Diamante Azul (Nerviosa): Es una Perla Blanca. (Diamante Amarillo la mira disgustada)

Perla Blanca: Diamante Rosado, se solicita tu presencia.

Diamante Amarillo: Vamos Azul...

Perla Blanca: Solo la presencia de Diamante Rosado es necesaria. (Se dirige hacia Steven)

Steven: Ah... Tal vez podríamos- (Es encerrado en esa orbe por Perla Blanca)

(Todas se asustan)

Amatista: ¡Espera!

Perla y Connie: ¡Steven!

(La orbe lleva a Steven y Perla Blanca hacia una nave) (Perla Blanca sale por una pared con su habilidad de intangibilidad)

Steven (Extrañado): ¿Ah...?

Diamante Blanco: ¡Rosa! ¡Ahí estás! Hola Luz de Estrella, ciertamente nos diste un gran susto, todos están encantados de verte sana y salva.

Steven: Um... Hola, soy...

Diamante Blanco: En cuanto a tu pequeño jueguito, ¡Gracias a las estrellas ha terminado! ¿Te divertiste? ¿Obtuviste todo lo que querías?

Steven: Yo...

Diamante Blanco: Bien, bien. Todos están tan aliviados. Bienvenida a casa, Rosa.

(Steven es llevado en esa extraña orbe blanca hacia una habitación rosada) (Mira al horizonte donde se encuentra la nave de Diamante Blanco)

(Fin del episodio)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.