FANDOM


Esta es una historia que sucedió hace mucho tiempo... hace casi 6.000 años, cuando aún, no luchábamos por la libertad de este planeta..., el detonante, lo que empezó todo fue...

Lugar: Nave Gema. Sala de Control Diamante

Diamante Amarillo: Ya colonizamos el segundo planeta del Sistema Solar, Venus. Veamos la lista... (Da un vistazo a un papel arrugado. Se puede apreciar que hay unos cuantos de nombres de planetas, están tachados "Mercurio" y ahora, tacha "Venus", con un bolígrafo negro. Apunta con el bolígrafo el siguiente nombre). La Tierra.

Diamante Azul: Suena interesante.

Diamante Amarillo: Sí. Es hora de preparar los ejércitos de Jaspes, de Rubíes... ¡Ya!

Diamante Blanco: ¿Ya? ¿No vamos a descansar ni un poco? Recién terminamos de... (Frota sus manos. Diamante Azul envía órdenes al Planeta Madre)

Diamante Amarillo: Dije ya. (Aprieta el puño).

Diamante Blanco: Las guerreras estarán cansadas, pero está bien.

Diamante Azul: ¿Se aparecerá de nuevo el grupo de rebeldes?

(Las tres Diamantes miran al techo).

Las tres Diamantes: Nah.

Diamante Azul: Si no lograron deternos en Mercurio y Venus, ¿por qué lo harían en este? ¿No son suficientes fracasos? (Ríe burlona).

Diamante Blanco: En la Tierra hay vida.

Diamante Amarillo: Vida orgánica. Esas rebeldes no creo que se dignen a interferir en nuestros planes.

Diamante Azul: Diamante Blanco, ¿qué acaso no quieres seguir con el plan? Pones muchas excusas.

Diamante Blanco: ¿Qué?

(Diamante Rosa permanecía callada mirando a sus compañeras. Suspiraba de vez en cuando)

Diamante Amarillo: Eh, Diamante Rosa. ¿Tú qué opinas? Esas rebeldes son muy testarudas, ¿no?

Diamante Rosa: No importan. (Dice algo decaída)

Diamante Azul: Bueno.

(Aparece una pantalla que afirma lo que queda para el aterrizaje. Diamante Blanco está en los controles)

Diamante Blanco: 22 minutos.

Diamante Amarillo: ¿Cómo van los ejércitos?

Diamante Azul: En 47 minutos llegarán.

Diamante Amarillo: Perfecto.

(Diamante Rosa sudaba. No tenía claro aquello. Había destruido Mercurio, Venus... ¿Pero la Tierra? ¿El único planeta con vida? No sabía qué hacer).

Diamante Azul: ¿Qué tal si aviso a varias investigadoras para que el proceso sea más rápido?

Diamante Amarillo: Claro. ¿Peridots?

Diamante Azul: Exacto.

Diamante Amarillo: Hazlo. (Ríe) Rose Cuarzo, estás acabada, tú y tu patético ejército.

(La nave aterriza. Parece zarandearse)

Diamante Amarillo: ¡¡¡ARGH!!! ¿Qué fue ese movimiento? ¿Quién te enseñó a manejar la nave?

Diamante Blanco: Si lo digo... ejem...

(Diamante Blanco y Diamante Amarillo estuvieron discutiendo sobre pilotaje de naves un buen rato, hasta que llegaron los ejércitos)

Diamante Azul: Diamantes, prepárense. Ya están aquí los ejércitos. Vamos a atacar.

Diamante Rosa: Tengo que hacer una cosa. (Se va de la sala. Va por un pasillo repleto de espejos, va mirándose cada tanto, mira su cabellera lisa de color rosa, su vestido, un gran atuendo. Pero no sonríe, no está cómoda.)

Diamante Rosa: Debo de acabar con esto. (Invoca su arma. Una espada grande, rosada, con una punta bien afilada. Se mira en el espejo de nuevo. Da un vistazo a su gema, en su pecho, al descubierto. Se acerca la cuchilla a su gema, sólo la toma y retrocede.) No puedo seguir con esto, sería traicionar mis principios, terminar con vidas... vidas que no tienen elección, como no la tendría la mía si me opongo. (Introduce un poco de la cuchilla de la espada en la gema, haciendo que al momento se evapore)

"POOF".

Diamante Blanco: ¿Uh? ¿Escucharon eso?

Diamante Azul: ¿Ha sonado como...?

Diamante Amarillo: Vayamos a ver qué ocurre.

(Las tres diamantes van corriendo por el pasillo. Diamante Azul se percata de lo sucedido cuando divisa a lo lejos un diamante rosa junto una espada del mismo color)

Diamante Blanco: No lo entiendo.

Diamante Amarillo: ¡Traidora!

Diamante Azul: ¿Por qué?

Diamante Amarillo: ¿No recuerdan cómo estaba en la base? ¡Mentirosa! ¿Eso quieres? ¡Sufrirás, como lo hará Rose Cuarzo! (Pisa el diamante, rompiéndolo en varios trozos. Lo encapsula en una burbuja) Tú serás el primer experimento de fusión forzada, ya verás... (Suena una risa psicópata).

(Diamante Azul y Diamante Blanco retroceden)

Diamante Amarillo: Ja... ja. Estamos listas.

(Las diamantes salen al exterior. Se tapan los ojos)

Diamante Amarillo: Maldito sol... ¡Maldito plane...-

(Ahí estaba, frente la nave de las Diamantes, Rose Cuarzo, empuñando una espada rosada y un escudo del mismo color, con otra gema al lado, Perla, sujetando dos espadas)

Rose Cuarzo: Esta vez si que no. (Sonríe orgullosa)

Diamante Blanco: Permítame que me ría, Rose Cuarzo, ¡JAJAJAJA! Ustedes fracasaron dos veces, no más, por favor.

Perla: En la Tierra hay un dicho... ¡A la tercera va la vencida!

Diamante Azul: ¡Cállate!, ¡no tienes derecho a hablar!, ¡SÓLO ERES UNA PERLA!

Rose Cuarzo: ¡No hables así a Perla! Ella es una gema, como tú y como yo. (Perla esboza una sonrisa orgullosa)

Diamante Amarillo: ¿Acaso sabe para qué son hechas las Perlas? ¡PARA SERVIR! (Ríe) Hora de sacar la artillería pesada. ¡JASPES!, ¡RUBÍES!

(De otra nave salen cientos de Jaspes y Rubíes. Todos miran con odio al ejército de Rose Cuarzo)

Diamante Amarillo: ¡ATAQUEN!

(El ejército formado por Jaspes y Rubíes fueron como lobos famélicos en busca de los rebeldes. Rose Cuarzo hizo de su pequeño escudo un gran escudo, protegiendo de los ataques como podía).

Continuará...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.