FANDOM


Lago blancaflor
Lago blancaflor

Esto es lo que llaman una epifanía, ¿no?

Nunca pude comprender a qué se refería con que la luz no siempre tenía que ser blanca.

Pero de pronto... pasó.

~ o ~


Verán, el Planeta Madre no es lo que solía ser. Ahora hay vida; árboles, plantas... es tan extraño. Nunca pensé, ni aunque me "forzara a apreciar" la vida orgánica que mi tesorito tanto adoraba, que realmente lo haría. Son seres tan... efímeros... y frágiles.

Soy una diamante, por la gloria de todo. No tengo por qué ver plantas que durarán un par de semanas, ¿no es así?

Si tan sólo fuera tan simple...

No lo puedo creer, ya han pasado... dos años desde que el mundo vio mi luz rosa. Si se supone que soy eterna, si se supone que tuve que haber sabido lo que habría pasado con Rosa... ¿Por qué nunca supe aceptar que no soy el balance de todos los colores? ¿Por qué nunca supe aceptar que Rosa realmente podría haber muerto?

~ o ~


Debo admitir que el reflorecimiento del Planeta Madre tiene sus beneficios... los lugares son mucho más variados ahora. Donde antes sólo veías lo que parecían infinitos monolitos de cristal, ahora ves brotes de miles de especies que si bien jamás tendrán un nombre para mí, sí tendrán un lugar especial como parte de mis preciados recuerdos. No puedo pensar en un honor más grande para formas de vida que seguramente ni estarán conscientes de la conmoción.

Sin embargo, siempre me ha costado buscar un lugar favorito. Todo es tan... irreverente, desordenado, caótico y sobre todo... vulgar. Por muy coloridas que luzcan las plantas y me recuerden a esa estrellita que ahora anhelo, al igual que ella no me dejan en paz. No soy capaz de apreciar la "belleza" de la que me habla él, no veo la secuencia para hacerlo.

O eso pensé.

Las obsidianas que aún extrañaban la corte blanca estaban tan nostálgicas, querían una nueva orden de parte de su amada diamante. Yo extraño dar órdenes, es el derrame natural de conocimiento que hizo funcionar lo que una vez fuimos... Todo es tan colorido ahora, pero es imposible no mirar lo que fue, lo que logramos...

Como pequeño secreto, hice realidad el deseo de aquellas obsidianas en añoranza. Les di una última orden diamante; encontrar mi lugar especial. Ese lugar que me haría comprender todo lo que ha ocurrido, y que me acercaría más a él; mi tesorito y adoración.

~ o ~


Casi destruyo un bosque por buscar la raíz de todo. Azul estaría furiosa conmigo tras mi acto beligerante hacia sus tulipanes de no estar tan adicta a esas nubes que tanto le encanta crear ahora. Ella y Amarillo son tan afortunadas, sus luces han encontrado una nueva forma de brillar y yo tan siquiera sé si es bueno brillar con todos los colores de la luz en la Era 3. Los nuevos "jardines públicos" son sólo más caos para mis ojos. Los conservatorios no conservan, traen nuevas cosas, eso es más caos aún.

Creí que nada iba a a funcionar, las obsidianas estaban cansadas y por primera vez pude ver a quienes habrían sido mis fieles sirvientas visiblemente disgustadas conmigo. Sin embargo, antes que pudiera dirigirles la palabra, una de ellas comenzó a reírse. De una contenida risita saltó a una chillona carcajada.

Esto no me gusta, ¡¿De qué se está riendo?! Para colmo me mira a mí. ¿Quién se cree que es?

El sentido del humor es universal ahora, supongo. Puedes reírte de una diamante sin consecuencia alguna. Pero antes de tener toda una desgarradora reflexión sobre la ubicuidad del humor, la obsidiana me dijo plana y directamente:

"Lo tuve en frente mío todo este tiempo y nunca lo noté. Ya lo tengo."

Esperanzadas, me llevaron a un último lugar: un lago. El lugar era nuevo, hace eones que no veo un lago en este planeta. Las lapislázulis se encargaban de esto en un santiamén, pero parece que los lagos también son parte de la iniciativa de reconstrucción.

La obsidiana de la idea se acercó a una de las flores... ¡Ahora lo entiendo! Parece que debo aprender a reírme de mí misma, estas flores son iguales a mí. Son blancas, de pétalos puntiagudos y si las veo de frente, parecen desatar cinco simétricos y bellos picos.

Este lugar es perfecto. No hay multitudes, sólo estas enigmáticas flores y yo. ¡Es aquí! Es aquí donde finalmente puedo ver el orden en todo. Puedo ver debajo del agua las raíces que dan lugar a este regalo de la naturaleza. Puedo ver mediante las ondas que dejan las flores en el lago cómo esparcen su luz y belleza por el resto del espacio... Nuevamente, es perfecto.

Lotos... se llaman... lotos. Supongo que estas serán las flores de mi renacimiento. Este es el orden de las cosas, ¡y lo puedo ver en la naturaleza! ¡Finalmen-

¿Qué es esto...?

No todos los lotos son blancos.

~ o ~


No todos los lotos representan... la totalidad. Los lotos también son efímeros, pero esto no me puede importar menos a este punto. Sin embargo, este loto tiene algo muy... especial...

Donde deberían haber gloriosos picos blancos, ¡aquí hay picos con un flamígero tinte rosa!

¡Un loto blanco con toques de rosa! ¿Dónde vi esto antes? Es humillante, otro recordatorio para el fraude que soy como personificación de la eternidad. Pero, es la Era 3...

¿Debo seguir siendo lo que fui?

Las obsidianas escucharon mi reacción de sorpresa, y ahora quieren que les responda qué ocurrió. Una de ellas está asustada... no sé qué hacer. Sus emociones son intensas, pero... ¿cómo les explico mi metafísica? ¿Son capaces de empatizar con esos conceptos?

Esto no tiene sentido, jamás podrán entenderme. Nunca me han entendido, sólo seguían mis órdenes ciegamente, por mera fidelidad a la autoridad. Una autoridad que ya no existe, un recuerdo del que ya nadie sabe qué pensar. Ya no hago todo mejor para los demás, ahora ellos hacen todo mejor para... ellos mismos.

Otro loto... ¡ESTE TAN SIQUIERA ES BLANCO! ¿Es esto una cruel broma? En ningún lado puedo encontrar paz, si hasta en este lago veo más de la misma discordia de colores que solía ver.

¡Ustedes me las van a pagar!

¿Qué clase de broma cruel creen que es esta?

¿Les cumplo su deseo y sólo lo usan para burlarse de mi cabello?

Qué desdicha...

Pero es así como ustedes eligen esta opor-

- ¡LO SENTIMOS!

Yo no dije es- ¿No puedo hablar? ¿Por qué sentí que esas palabras salieron de mi boc-

- ¡Apreciamos mucho esta última oportunidad de ser sus sirvientas, mi Diamante!

Esa obsidiana acaba de hablar a través de mí... ¡No!

~ o ~


Oh... ¿qué acaba de pasar? La obsidiana está horrorizada, cree que acaba de profanar la memoria de su diamante. Yo estoy confundida, más que nunc-

Pero, la obsidiana no ha dicho nada, ¿cómo sé lo que piensa? ¿Acaba de transmitir sus pensamientos a mí?

¿Será este mi nuevo poder? ¿Canalizar las plegarias de las gemas desamparadas en mi ser?

Si esto es lo que aquel destino que una vez pensé ser su personificación tiene preparado para mí, que lo sea. Estoy dispuesta a afrontar lo que sea que depare esto si es una forma de entender mejor el mensaje de la Era 3. Dejaré el honor de ser la personificación simultánea de todos los colores en el espectro si esto me acerca a lo que nunca quise reconocer que amé.

Curiosamente, sólo he podido ser capaz de aprender a apreciar la belleza de la reconstrucción tras brillar en otros colores.

Y por un momento, en este lago cuasiblancaflor... dejé de ser un loto blanco.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.