FANDOM


Este artículo es una transcripción latinoamericana del episodio "Vóleibol". Es el cuarto episodio de Steven Universe Futuro.

SinopsisEditar

Steven está decidido a ayudar a la Perla original de Diamante Rosa para sanar la cicatriz en su rostro.

PersonajesEditar

Personajes principalesEditar

Personajes menoresEditar

TranscripciónEditar

(El episodio comienza en la casa de playa. Steven está vestido como médico)

Steven: (acomodando sus guantes) Bien... ¿Cómo te gustaría que te suministrara tu saliva mágica hoy?

(Se ven las dos rubíes guardaespaldas de Nanefua. Una le sostiene la cabeza de la otra, ya que su gema está agrietada)

Rubí guardaespaldas 1: (herida) Ah... Puede ser... sin besarme.

Steven: (guiñando) Buena idea.

(Steven pone su saliva en su mano y lo coloca en la gema de la rubí guardaespaldas paciente. Su forma física de la rubí lastimada vuelve a la normalidad)

Steven: ¡Vaya!, ¿qué clase de enemigos tiene la alcaldesa para que sigan viniendo a mi consultorio?

Rubí guardaespaldas 1: (sana) Es información clasificada, ciudadano enfermero Universe.

Steven: Okay... pues... intenta no clasificar muy fuerte ahí afuera (agarra un chupetín). ¡Oh!, no olvides tu chupetín (le da a la rubí guardaespaldas).

Rubí guardaespaldas 1: (contenta) ¡Sí! (ríe mientras se va con su compañera)

Steven: (escribiendo en su portafolio) ¡Próximo paciente, por favor!

(Suena pasos muy fuertes, y se ve que son algunas cuarzos con sus gemas agrietadas y sus una anormal forma física)

Steven: Ah... El vóleibol debió ponerse bastante salvaje, ¿ah?

(La escena cambia y enfoca la parte de afuera de la casa de playa. Las cuarzos están curados y saliendo, mientras Steven las acompaña)

Steven: Vengan otra vez, pero que... no sea muy pronto (se ve a Perla Rosa). ¡Y recuerden, el vóleibol no es un deporte de contacto!

Perla Rosa: Disculpa.

Steven: Oh.. Eres tú.

Perla Rosa: Escuché que podrías ayudarme (señala su herida) con esto.

(Steven y Perla Rosa entran a la casa)

Steven: Viniste al lugar correcto, te lo arreglaré (Perla Rosa se sienta) en un santiamén.

(Steven pone su saliva en su mano)

Perla Rosa: Ah...

Steven: Oh, disculpa. Ha-hacer esto es asqueroso siempre.

(Steven coloca su saliva en la gema de Perla Rosa, sin embargo no hubo efecto)

Perla Rosa: ¿Funcionó?

Steven: Tal vez debo intentar aplicarla... ¿directamente a la herida?

(Nuevamente Steven aplica su saliva en la herida, pero no funciona)

Steven: ¿Uh?, ¿seré yo? (Va donde un jarrón de plantas. Steven saca una parte de la planta y pone su saliva en ella. Da efecto y sale un ramo de flores) Es súper obvio que no. (Volviendo donde Perla Rosa) Um... Lamento si es un tema doloroso, pero... (se sienta) ¿recuerdas algo lo que pasó cuando estabas bajo control de Diamante Blanco?

Perla Rosa: No, 8.000 años y solo... ¡whoop! Perdidos.

Steven: ¿Así que no recuerdas cómo te hiciste esa grieta en primer lugar?

Perla Rosa: Oh, no, no. Esto es de antes.

Steven: (preocupado) ¡¿Diamante Blanco te lastimó antes de controlarte?!

Perla Rosa: (confundida) ¿Qué...? (No muestra confusión y empieza a sonreír) ¡Oh, oh!, estrellas... ¡Qué mal entendido! (Señala su grieta) Todo esto lo hizo Diamante Rosa.

Steven: (inconscientemente activó su poder tornándose rosa) ¿Mamá?

(Perla Rosa se asusta un poco. Steven también se abruma y recupera su tono)

Steven: (abrumado) ¡Lo siento!, es el pasado.

Perla: ¿Está todo... bien?

Steven: (nervioso) ¡Sí!, ¡pero no hablemos sobre mí! (se para) Tenemos que arreglarte y conozco la perla que nos ayudará (agarra a Perla Rosa y se van de la casa)

(la escena cambia a los cuarzos jugando vóleibol)

Cuarzo Aura Ángel: (golpeando la pelota) ¡TOMA! (la pelota se dirige a Jaspe Cebra)

Jaspe Cebra: (golpeada) ¡Ahh!

(Perla hace la seña del grupo que ha ganado el punto, mientras utiliza su silbato)

Perla: Siguiente set. (Mira a Steven y Perla Rosa) ¡Vaya! Es mi profesional médico favorito.

Steven: Perla, mi amiga y yo queremos hablarte.

(La cámara enfoca a Perla Rosa y luego a Perla)

Perla: Seguro, ¿viniste a competir?

Perla Rosa: ¿Disculpa?

Perla: (un poco avergonzada) ¡Ah!, digo en el torneo de vóleibol.

Steven: Oh, de hecho... Vinimos para pedirte ayuda.

(Perla baja para acompañar a Steven y Perla Rosa)

Perla: Ah, ¿qué puedo hacer por ti?

Steven: Bueno, (señala a Perla) ella es Perla (se ve Jaspe Cebra rematando la pelota), ella era de mamá, digo de Diamante Rosa también hace mucho tiempo. Y Perla, ¿te acuerdas de Perla? (refiriéndose a Perla Rosa), también era la perla de Diamante Rosa. ¡Aghh! ¡Son muchas perlas!, lo mejor sería ponerte un apodo.

Perla Rosa: ¿Un apodo?

Steven: Sí, (ríe un poco nervioso) así es. Ya sabes-

Perla Rosa: (interrumpiendo a Steven) ¡Oh, no! ¡Sé lo que es un apodo!, es solo que me recuerda tanto a Rose [1], ella le ponía nombres tontos a todo (recordando a Diamante Rosa), era así de graciosa.

Perla: Parece que alguien todavía te extraña.

Steven: (pensando) ¿Qué te parece...? (Le golpean con la pelota. Mira por un momento el balón) ¡Vóleibol!

Perla Rosa: (riendo un poco) ¿Vóleibol?, ¡qué gracioso!, eres igual que ella.

Steven: (nervioso) ¡No, no, no!, ¡no soy igual- agh! Como sea, estamos aquí por la grieta que tiene en su cara.

Perla:Ah... pobrecita (susurra a Steven) Es una pena lo que le hizo Blanco (Steven empieza a tonarse rosado. Perla deja de susurrar) ¿Steven? (Se ve a Cuarzo Aura lanzada. Perla y Steven la miran por un momento. Steven vuelve a su color)

Steven: ¡No importa cómo pasó!, lo que importa saber es averiguar cómo arreglarla. Mis poderes no funcionaron con ella, pensamos que tal vez tu sabrías qué hacer.

Perla: Bien, cuando una perla se daña, por general se la lleva en el arrecife.

Vóleibol: ¡Sí! Eso es exactamente lo que haría Rosa.

Perla: Bueno... yo era su perla.

Vóleibol: Yo también, éramos muy unidas.

Perla: (riendo) Me encanta tu energía, me recuerda cuando era más joven.

Vóleibol: Soy mayor que tú.

(Una pelota es lanzada y golpea en la cabeza de Perla. La escena cambia en el arrecife)

Perla: Aquí estamos.

(la cámara gira entorno al lugar)

Steven: ¿Este es el arrecife? ¿Es aquí donde se hacen las perlas?

Perla: (explicando) Era, pero sí.

Vóleibol: (interrumpiendo a Perla para explicar también) También sirve como tienda de lujo, y centro de restauración y reparación.

Steven: ¡Reparación, sí! ¡Justo lo que quería escuchar! (Presiona un panel y se activa el arrecife)

Desconocida: Bienvenida, Diamante Rosa.

Steven: Ejem... No, soy Steven Universe.

Desconocida: Bienvenido, Steven Universe. Soy Madre Perla, tu guía del arrecife.

Steven: Hola, ¿qué tal? Ah, mi amiga Vóleibol tiene una grieta en la cara y esperábamos que la arreglaras.

Madre Perla: Entendido, por favor (se enciende una serie de luces en el suelo) siga el camino de luces hasta el centro de cuidados.

Vóleibol: (preocupada) De verdad, no tenías que ir hasta aquí por algo tan trivial.

Steven: No es trivial. Pronto todos lograremos dejar atrás el pasado.

Perla: (dándole la mano) No te preocupes, Vóleibol (Vóleibol le da la mano). Estaré aquí mismo, sosteniéndote de la mano.

(la escena cambia a un lugar parecido como un boutique)

Steven: ¡Wooohoho wow!

Madre Perla: Por favor, tómense el tiempo de revisar las últimas ofertas de accesorios y modificaciones de apariencia mientras nos dirigimos al centro de cuidado.

Vóleibol: (dirigiéndose a los accesorios) ¡Mira estos hermosos abanicos!

Steven: ¿Qué hay de ti, Perla? ¿Algún ataque de nostalgia?

Perla: (disgustada) Por favor, nada como mirar baratijas brillantes para añorar una época más sencilla. (Mira una varita) En serio, ¿quién necesita estas chatarras, verdad, Vóleibol?

Vóleibol: (mira y se asombra) ¡Qué linda varita mágica! ¡Es igual a la mía! (invoca su varita) (hace un giro y muestra a Perla) Fue un regalo de Rosa, ¿no es exquisita? ¿Qué te dio ella a ti?

Perla: (ríe) Es dulce que tengas estos recuerdos, pero bueno, no hay que tener tanto... (Se disgusta un poco. Agarra la varita de Vóleibol) apego.

Steven: Chicas, sigamos, ¿quieren?

Perla: (enojada) Sí, sí, vamos. Estoy harta de esta adoración (Vóleibol guarda su varita) de los objetos.

(Llegan al centro de cuidados)

Madre Perla: Bienvenidos al centro de cuidado. Lo tenemos todo para actualizar o reparar cualquier perla.

(Vóleibol se dirige en un determinado lugar para que Madre Perla la evalúe)

Madre Perla: Escaneado en curso.

Vóleibol: Entonces, ¿cómo me veo?

Madre Perla: Lo siento, no puedo hacer nada.

Steven: (preocupado) ¡Pero nos dijiste que podrías reparar cualquier perla!

Madre Perla: Su forma física muestra daños, pero su perla está perfectamente bien (Vóleibol se empieza a preocupar), esta lesión tuvo tal impacto que continúa manifestándose aunque su perla esté reparada.

Steven: (preocupado) ¿Algo... así es... psicológico?

Vóleibol: ¡Eso es absurdo, estoy bien! (Gira y su ojo dañado empieza agrietarse más)

Steven: (preocupado) Ahh... (señala)

Perla: (enojada) ¡¿Cómo Blanco pudo ser tan descuidada?!

Vóleibol: ¡Oh, no, Perla!, lo entendiste todo mal. Rosa hizo esto.

Perla: (confundida y enojada) ¡¿Qué dijiste? (Se dirige a Vóleibol)

Steven: (nervioso) ¡Perla, no!

Vóleibol: Es una historia muy graciosa. Una vez, Rosa se cansó de pedirle su propia colonia a Amarillo y Azul, así que fue directo a Blanco. Por supuesto, Blanco le dijo que no era apta para dirigir, y bueno, ella se molestó.

Perla: (indignada) ¡¿Se molestó?! ¡¿De qué estás hablando?!

Vóleibol: Recuerdas cómo era con sus poderes destructivos, hacía un berrinche a cada rato, sus gritos podían romper las paredes. No quiso hacerme daño (ríe un poco), yo solo estaba muy cerca esa vez.

Steven: ¡Eso no importa! ¡YO VOY A REPARARTE!

Perla: (enojada) ¡¿Poderes destructivos? Rosa no tenía poderes destructivos, ¡era una sanadora! No hacía berrinches, mantenía sus sentimientos ocultos.

Vóleibol: La Rosa que yo conocí no se molestaba en ocultar nada.

Perla: ¿Estás bromeando? En todo caso era demasiado buena para guardar secretos e incluso conmigo.

Steven: (tratando de mantener el control, sin embargo se enoja y se torna de color rosa) ¡Aghh! ¡YA BASTA! ¡NO LIDIARÉ CON OTRA COSA HORRIBLE QUE HIZO ELLA!, ¡¿OKAY?!

(Las perlas se asustan)

Steven: (enojado) ¡NO QUIERO ESCUCHAR DEL TEMA NI PENSAR EN EL TEMA!

Perla: (preocupada) Steven...

Steven: (enojado) ¡YO SOLO QUIERO REPARARLA! (Pisa fuerte que crea una onda que hace que el lugar tiemble y agriete. Se ve a Vóleibol detrás de Perla, agachada con miedo. Steven mira su reflejo de piso y se angustia por lo que hizo)

(El lugar se torna de color rojo)

Madre Perla: Lamento mucho los problemas que han causado estas perlas defectuosas. En ver estos problemas tan severos, se necesita rejuvenecimiento.

Steven: (angustiado) ¡¿Qué?!

Madre Perla: (encerrando a Perla y Vóleibol) Cuando el proceso colabore, te obedecerán sin fallar.

Steven: (angustiado, se dirige al objeto que encerraron a las perlas) ¡NO, NO, NO, NO! ¡¿QUÉ HICE?! (Golpea para sacarlas) ¡Tienes que parar!

Madre Perla: No te preocupes, Steven Universe. Tus perlas quedará como nuevas (aparece una pantalla que muestra a las chicas adentro). Te invitamos a ver el progreso en pantalla (empieza a rejuvenecerlas)

Perla: Siento no haberte creído. ¡Ah! Parece que sigo poniendo excusas por ella.

Vóleibol: (llorando) ¿Es eso lo que he estado haciendo? Pero... Ella no quería...

Perla: ¡Pero te lastimó! ¡Quedaste malherida!, yo estaba malherida.

Vóleibol: (llorando) ¿Cómo dejaste de sufrir?

Perla: (la abraza) Aún sufro.

(Perla y Vóleibol se fusionan y destruyen el objeto que las encerró)

Steven: ¡Se fusionaron!

Madre Perla: ¡Atención! ¡Entidad no autorizada dentro de la instalación! (enciende su sistema de seguridad) ¡Protocolo de defensa, activado!

(Los objetos de seguridad se dirigen a Mega Perla, pero esta los rompe con su varita mágica afilada)

Steven: (señalando) ¡Deprisa! ¡Hay que volver a la entrada para desactivar el arrecife! (La puerta se cierra. Mega Perla agarra a Steven, luego atraviesa la puerta por su arma)

(Se activan láseres. Mega Perla los esquiva)

Steven: ¡Sí! ¡Ya vamos a llegar!

(Aparecen paredes cerrando el paso para ir hacia la entrada. Mega Perla es sujetada en la pierna y la cintura)

Mega Perla: Ahora depende de ti, Steven. (Enrolla su varita y se convierte como un taladro. Lo lanza, creando un camino para salir. Posteriormente, lanza a Steven)

Steven: ¡¡WOOOOOW!! (Invoca su escudo. Lo usa como para esquiar y presiona el panel para desactivar el arrecife)

(Se desactiva el arrecife. Luego la cámara enfoca a Mega Perla por un momento. Steven suspira por el cansancio y ríe un poco) (La escena cambia en las afueras del Templo, siendo de noche)

Steven: Lamento todo, el viaje entero fue en vano.

Mega Perla: No, no fue en vano. Las perlas de tu madre nunca tuvieron la imagen completa. (La cámara enfoca a la gema de Perla) Una sabía que tu madre intentaba cambiar, pero no entendía porqué. (Enfoca a la gema de Vóleibol) La otra nunca esperó que cambiara. Ahora lo entiendo todo, ahora por fin se tienen la una a la otra.

(Mega Perla se desfusiona. Steven muestra estar feliz viendo a Perla y Vóleibol agarradas de las manos. Vóleibol mira el paisaje y se recuesta en el hombro de Perla, y termina el episodio)

-Fin del episodio-

ReferenciasEditar

  1. (Originalmente dice que le recuerda mucho a Diamante Rosa, esto debió ser un error de traducción al referirse de "Rose")
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.